martes, 26 de diciembre de 2017

Té o café, ¿qué es más sano?

Esta eterna pregunta no tiene una fácil respuesta. Para los que somos amantes de las bebidas estimulantes depende del momento del día elegiremos una u otra…
Eso le pasa a los expertos que no acaban de decantarse a la hora de esgrimir argumentos para decidir cuál es más sano, si el té o el café.


Desde luego España es un país cafetero. Según el estudio de Café & Té: Hábitos de Consumo de Café en España, es lo que nos cuenta. Parece ser que un 63% de la población española consume, como mínimo, una café al día, lo que equivale a 22 millones de tazas. Sin embargo, el té no es tan popular dentro de nuestras fronteras aunque el último año su consumo ha aumentado más de un 8%.


Pues bien, entre tacita y tacita de café o té, son numerosos los estudios que nos dicen que el café o el té son lo mejor o lo peor para la salud. En un artículo de El Mundo, nos han querido aclarar estas dudas.


En el Congreso de la Sociedad Cardíaca Europea de 2017 se presentó un estudio realizado con 20.000 españoles bebedores de café y a los que los investigadores estuvieron siguiendo durante más de 10 años para ver los efectos de café a largo plazo.


Pues resulta que los participantes que consumían 4 o más tazas de café al día tenían un 64% menos de probabilidades de morir que aquellos que no consumían café o lo hacían raramente. Es verdad que la razón de estos datos sigue siendo objeto de discusión pero los investigadores los achacan a los efectos antioxidantes y antiinflamatorios de esta bebida.


Por otro lado, el té no se queda atrás tampoco en lo que los aspectos de salud cardiovascular se refiere. Según este artículo, el doctor Howard Sesso de la Harvard Medical School “se trata de una rica fuente de catequinas y epicatequinas que, según se cree, son las responsables de sus efectos positivos para la salud”. Esto se debe a que estos compuestos químicos vegetales llamados flavonoides a los que se presume antiinflamatorios, y que pueden ayudar a evitar que se formen placas dentro de nuestros vasos sanguíneos.


Pero vamos, que dependiendo de qué parte de nuestro cuerpo estemos hablando, elegiríamos el té o el café. Por ejemplo, los beneficios del té para nuestro sistema digestivos son amplios, en parte por la misma razón que hace que sea bueno para el corazón. Y en el caso del café, se le ha llegado a llamar el guarda de nuestro cerebro. Sí, parece ser que varias investigaciones han relacionado el consumo del café con la prevención de la enfermedad de Parkinson y con la prevención del Alzheimer.


En fin, que viendo y leyendo todo esto, podríamos concluir en que lo mejor es ni té ni café sino más bien todo lo contrario, té y café. Por qué renunciar a alguno de los dos si ambos son beneficiosos para nuestra salud.

Fuente: rio2blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...