martes, 5 de diciembre de 2017

Ocho de cada 10 españoles consumen café en el trabajo

La mayoría de los encuestados identifican esta práctica con un momento social y de relajación

Si hay algo verdaderamente sagrado para los españoles eso es el momento café en la oficina. Así lo refleja un estudio elaborado por Nespresso, que da a conocer nuestros hábitos y preferencias a la hora de tomar esta estimulante bebida en el lugar de trabajo.

Un hombre toma café mientras trabaja. / PERIODICO


A pesar de que la mayoría de encuestados (83,4%) desayuna en el hogar antes de entrar a trabajar, el café es una parte indispensable en el día a día de la oficina. Un 77% de los participantes afirma disfrutar de, como mínimo, una taza en algún momento de la jornada laboral. Destaca el hecho de que los hombres (80,3%) beben más que las mujeres (73,8%), así como la relación entre la edad y el número de tazas ingeridas al día: el consumo de café en la oficina aumenta paralelamente a la longevidad de los encuestados. 

"Cargar pilas"


En lo que coincide la mayoría de los participantes en la encuesta es en la importancia que tiene este momento café en su lugar de trabajo. Seis de cada 10 participantes afirman que el tiempo que dedican a tomar una taza les sirve como "momento de relajación y descanso". Adicionalmente, un 91,2% añaden que esta pausa les anima a "trabajar más motivados" y "cargar pilas".

Algunos datos arrojados por el estudio. / NESPRESSO

El parón para disfrutar del café es también un momento para socializar y fortalecer relaciones dentro del espacio laboral. Para un 89% de los encuestados, este instante ayuda a conocer mejor a los compañeros de trabajo, fortalecer vínculos y crear un mejor ambiente en la oficina. Esto lo demuestra el hecho de que casi un 86% de encuestados lo toma habitualmente acompañado por algún compañero de mesa o despacho, mientras un 14% lo hace en solitario.

Para todos los gustos


El tipo de café preferido por los trabajadores españoles es el clásico café con leche (53,8%), seguido a mucha distancia del cortado o manchado (24,7%) y del café solo o espresso (22,5%). Casi siete de cada 10 encuestados acompañan la bebida con algún alimento, la mayoría de las veces tostadas, bollería, cereales o churros.

Con esta clase de tentempiés es lógico que el momento del día preferido para disfrutar de este pequeño oasis laboral sea la mañana (62,5%), siempre fuera de la hora del desayuno, aunque para un 28,6% llega justo después de comer, al mediodía. Pero independientemente del momento elegido, lo que no varía demasiado es el tiempo empleado para disfrutar de una taza de café: la media de los trabajadores españoles es de 19,3 minutos.

Fuente: El Periódico
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...