domingo, 26 de noviembre de 2017

Por qué las tendencias culinarias nunca llegan porque sí

¿Escogemos nosotros lo que comemos?

¿Surgen las tendencias gastronómicas porque sí? ¿Son tan efímeras como parece? ¿Escogemos nosotros lo que comemos? Pues parece ser que hay un no para cada una de esas preguntas que lanzaba Toni Massanés, director de la Fundació Alícia, en el Estrella Damm Gastronomy Congress que acaba de acoger Lisboa, ciudad de moda para la que parece hecho a medida el lema del certamen, “Gerador de tendências”.


Se cuestiona una si desde los medios de comunicación deberíamos seguir publicando cada año por estas fechas listas de lo que se llevará la próxima temporada en la gastronomía. Listados en los que esta vez tocará volver a incluir los superalimentos o los fermentados, el ramen o el kale, como el año pasado.

Las tendencias gastronómicas no surgen porque sí


Explicaba el ponente que hace tres años The New York Times rastreó con un robot las palabras o conceptos que desde la fundación del diario habían marcado tendencia. Se estudiaron, como ejemplo, los calamares fritos, una preparación que apareció por primera vez en sus páginas en 1975, que en los 80 se disparó para después ir bajando y fue tendencia 16 años y medio.

Si tuviéramos en cuenta lo que pasó a llamarse Fried calamari index (índice de los calamares fritos), no nos extrañaría que las fiebres del gin-tonic, de los cebiches o la hamburguesamanía sigan ahí. Para quienes empiezan a estar hartos de lo que se lleva, Massanés explicó que hay dos causas por las que una tendencia desaparece: porque se convierten en tradición, es decir, porque vino para quedarse, o porque la sustituye otra nueva.

Hay dos causas por las que una tendencia desaparece: porque se convierten en tradición, es decir, porque vino para quedarse, o porque la sustituye otra nueva

Alguien preguntó cuáles serían las próximas en llegar. Y el sabio de Massanés habló de algas, de insectos transformados como alimento de los peces de piscifactorías, de carnes de proteína vegetal y de otras cuestiones necesarias para la sostenibilidad. Y es que las tendencias, lo advirtió al principio, nunca llegan porque sí.

CRISTINA JOLONCH
Fuente: La Vanguardia
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...