miércoles, 22 de noviembre de 2017

Entre #TARTAS personalizadas y 'cupcakes' de manzana

Torrecilla en Cameros. Con la ilusión y las ganas de la recién llegada y la experiencia de toda una vida, Boema Repostería Creativa es una gran opción para el broche final del menú elegido por los novios. Las luces se apagan, empieza a sonar la canción más especial para los novios y la tarta nupcial se convierte por unos minutos en el centro de atención de todos los invitados. Por eso éste es otro detalle que hay que tener muy en cuenta en este día tan especial y que no debe dejarse a la improvisación.



La única pastelería que existe en Cameros, 'Pastelería Boema', abrió sus puertas el pasado 18 de julio en el número 4 de la calle Eusebio Nestares de Torrecilla en Cameros. Era el sueño de María Nicula, una especialista en repostería creativa, que ha impartido varios cursos en diversas localidades riojanas y a través de asociaciones de apoyo a la mujer rural como Fademur. Natural de Rumanía y casada con un torrecillano, María realiza dulces por encargo para celebraciones como bodas y comuniones. Una de sus propuestas más demandadas son los 'cupcakes' de manzana pero su buen gusto hace que sea toda una especialista en las tartas nupciales y de comunión.

«Las hacemos totalmente artesanales, con los productos de mejor calidad e incluso personalizadas», explica contando que «hemos llegado a copiar de manera íntegra un vestido de comunión para que lo llevase la muñequita que va en la tarta», comenta María que utiliza especialmente las redes sociales para darse a conocer.

Y es que ver sus páginas de Facebook, Twitter o Instagram es un auténtico placer para los sentidos. También se encarga de realizar los dulces más tradicionales como las tartas de milhojas. «Se venden mucho especialmente para esos compromisos que no pueden acudir a la boda para que los novios tengan un detalle con ellos», comenta.

Y es que María está encantada de ser parte de la boda de muchos riojanos porque a pesar de que la repostería lleva abierta unos meses, ella lleva años haciéndolo como hobbie para amigos y conocidos.

«Comencé cuando era una niña y siempre las he hecho para amigos y conocidos pero fue en el mes de julio cuando di el salto a poner el local, todo un sueño que ha terminado por cumplirse», cuenta.

Después de cumplir el sueño de su vida se atreve con todo. «También ponemos mesas dulces con decenas de diferentes tipos de 'cupcakes', pasteles o galletitas», cuenta.

Y es que las 'candy bar' no tienen porqué ser sólo de gominolas sino que pueden contar con los productos más tradicionales de la pastelería riojana. «Los hacemos todos de manera totalmente artesanal y también hacemos tartas para despedidas de solteros», cuenta. La idea es poner el sabor más dulce a todos los eventos.

Fuente: La Rioja
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...