viernes, 3 de noviembre de 2017

Cinco cosas que no sabías sobre las 'bondades' de la #CERVEZA sin alcohol

En España, el consumo de esta variedad supone ya el 14% del mercado total. En 2012 se vendieron 18,7 millones de barriles en todo el mundo

Desde su irrupción en el mercado español, la cerveza sin alcohol ha sido considerada como el patito feo de las cervezas. Son muchas las personas que consideran que una cerveza sin alcohol no es una cerveza. Pero lo cierto es que esta variedad ha ido adquiriendo cada vez más peso en el mercado gracias a aquellas personas que la consideran una alternativa saludable. En concreto, en el año 2012 se vendieron 18,7 millones de barriles de cerveza sin alcohol. En España, su consumo supone ya el 14% del total del mercado.

Un par de jarras de cerveza sin alcohol junto a un apetecible aperitivo. Wikipedia

Pero, ¿cuántas calorías menos puede llegar a tener una cerveza sin alcohol? ¿Qué dice la legislación sobre este tipo de cervezas y su grado de alcohol? ¿Cuánto ácido fólico contiene? ¿Es recomendable tomarla durante la lactancia? ¿Qué diferencias hay entre una sin y una 0,0? He aquí algunas respuestas para aquellas personas a las que les ha llegado ese momento vital de pedir una sin. Porque todo llega.

Un poco de historia: ¿de dónde viene la cerveza sin alcohol?


La cerveza sin alcohol adquirió una gran popularidad durante los años de la ley seca en Estados Unidos. El Gobierno prohibió el consumo de bebidas alcohólicas pero dejó un vacío legal que permitía a los norteamericanos tomar refrescos que no superaran el 0,5% por volumen. Fue en ese momento cuando irrumpió con fuerza.

En España, la cerveza sin alcohol apareció en 1976 gracias a la fábrica de cervezas La Zaragozana, que un 30 de mayo lanzó al mercado casi 4.000 botellines de Ambar Sin, una variedad creada en su factoría que fuer a parar a los bares de la ciudad aragonesa. Su llegada revolucionó la industria y los hábitos alimenticios de muchos españoles.

¿Cuántas calorías tiene una cerveza sin?


Efectivamente, las cervezas sin alcohol tienen menos calorías que las normales. Poseen los mismos micronutrientes que el resto de cervezas que encontramos en el mercado, pero son sometidas a un proceso de desalcoholización que elimina parte de las calorías que éste tiene. Así, mientras que una caña normal (200 centímetros cúbicos) contiene 90 kilocalorías, el mismo volumen de cerveza sin alcohol aporta 34 kilocalorías a la dieta.

¿Quiere esto decir que es posible incorporar la cerveza sin alcohol en la alimentación de aquellas personas que están a dieta? Según Jesús R. Martínez, profesor de Nutrición Humana y Dietética de la Universidad Complutense de Madrid, depende. "La cerveza sin alcohol tiene una cantidad mínima de calorías. Evidentemente, no es agua. Así que su aporte a la dieta, como todo, dependerá de la cantidad diaria que tomes", explica.

¿Qué diferencias hay entre la cerveza sin alcohol y la 0,0?


Las diferencias entre estos dos tipos de cerveza tienen que ver, una vez más, con la cantidad de alcohol que poseen. "Hace bastantes años, las técnicas que se utilizaban durante el proceso de desalcoholización de la cerveza no permitían eliminar por completo el alcohol. Así que la legislación permitía que se llamasen cervezas sin a aquellas que tenían menos de un 1% en volumen", explica Martínez.

Eso cambió en el año 2001, cuando San Miguel consiguió comercializar por primera vez en España una cerveza 0,0. Esto es: sin nada de alcohol. Desde entonces, son varias las marcas que etiquetan esta cerveza que, según la legislación vigente, no puede contener más de un 0,09% de alcohol.

Sí, tiene ácido fólico (aunque en muy pequeñas cantidades)


El ácido fólico, también conocido como vitamina B9, es una vitamina imprescindible para nuestro organismo, que participa en la formación de proteínas estructurales y hemoglobina, y que se almacena en el hígado. En las mujeres embarazadas, esta vitamina ayuda a prevenir deformacionesen la placenta y posibles daños en el cerebro del feto y en la columna vertebral tales como la espina bífida.

Pero, ¿qué cantidad de ácido fólico tiene una sin? Para hacernos una idea: 100 mililitros de cerveza contienen 5 microgramos de esta vitamina. Teniendo en cuenta que la Cantidad Diaria Recomendada (CDR) de ácido fólico es de 200 microgramos, su aporte supone el 2,5% del total. Así, un quinto podría reportar alrededor de un 4% de la CDR.

Entonces, ¿es recomendable tomar cerveza sin alcohol durante la lactancia?


Nunca oirás a un médico recomendar la ingesta de cerveza durante el embarazo y la lactancia. Y si lo recomiendan, huye. Son muchas las campañas que se han llevado a cabo desde distintos organismos con el objetivo de concienciar sobre los peligros que tiene el consumo de alcohol durante el estado de gestación y los meses posteriores al parto. Sin embargo, ¿qué ocurre con la cerveza sin alcohol? ¿Es recomendable su consumo durante este periodo de tiempo?

"Nunca es recomendable. De hecho, los médicos nunca la recomiendan", explica el profesor de la Universidad Complutense de Madrid. "Ahora, lo que sí se puede decir a aquellas personas habituadas a consumir cerveza de forma habitual es que si tienen que optar por alguna, lo hagan por la cerveza es 0,0, que no tiene alcohol", finaliza.

Fuente: El Español
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...