martes, 17 de octubre de 2017

Errores más frecuentes a la hora de preparar tu #CAFE [INFOGRAFÍA]

Utilizar una cafetera italiana puede parecer una tarea sencilla: la llenas de agua, introduces el café, cierras bien, la pones sobre el fuego de la cocina y listo. No es necesario ser barista para prepararlo, entonces... ¿por qué no sabe como el de los profesionales?



Lo cierto es que conseguir un café de calidad premium requiere de experiencia y conocimiento del producto. Si quieres mejorar tu técnica, intenta evitar a toda costa estos errores:

Conservarlo mal en la despensa


El primer paso para conseguir un resultado óptimo es elegir un café de calidad y asegúrarte de que no pierde sus propiedades. Cuando el café se almacena de forma incorrecta se oxida.

Si eres de los que se limitan a cerrar el paquete con una pinza de la ropa que sepas que no lo estás conservando bien. Para preservar todo su sabor y aroma, debes almacenarlo en un recipiente hermético.

No moler el grano al momento


Hay una máxima indiscutible a la hora de preparar café en cafetera italiana: debes moler el grano justo antes de hacerlo. De esta forma consigues aprovechar al máximo todas sus propiedades y obtienes un sabor mucho más intenso.

El molinillo que utilices también influirá en el resultado. Opta por uno de muela cónica, así conseguirás una molienda media (ni fina ni gruesa y uniforme). El típico molinillo eléctrico de aspas que tenemos todos en casa lo que hace es romper el café.

Equivocarse con la dosis


La elección de la dosis suele ser el paso que más dudas genera cuando se prepara café. Existe una fórmula infalible para que no acabes sirviendo a tus invitados ni agua manchada, ni un mejunje de la misma consistencia que el petróleo: 70 gramos de café por litro. Recuerda que no hay que prensarlo porque opturas el paso del agua.

No preocuparse por el agua


¿Preparas el café con agua del grifo? Si te has preocupado por escoger un grano de calidad no puedes mezclarlo con cualquier tipo de agua. El 98% de una taza está compuesto por este líquido así que influirá mucho en su sabor, nosotros te recomendamos la mineral. Además, el agua fría no es la mejor compañera del café gourmet. Precaliéntala en un cazo para que éste no sufra con el calor.

Hacer el café con el fuego muy alto


El café a fuego lento sabe mejor y además evitamos que se queme. No pongas el fuego a tope y tómate tu tiempo a la hora de prepararlo. ¡Notarás la diferencia!

Atiborrarlo de azúcar


Todos los baristas coinciden: el sabor del café hay que disfrutarlo sin aditivos. De todos modos, la mayoría de los españoles lo prefieren con azúcar. Si perteneces a esa mayoría, procura cortarte con la dosis y decántate por los endulzantes naturales.

Calentar demasiado la leche


Si la temperatura de la leche supera los 75 grados estropearás el café. Es mucho mejor que utilices leche tibia para evitar que se queme, si esto ocurre, su sabor se verá afectado.

Beberlo con prisas


Es cierto que una vez tengas listo tu café no puedes esperar demasiado porque se enfriará pero eso no significa que debas beberlo a toda prisa. Regálate un momento para disfrutar su aroma, saborea cada sorbo y acompáñalo de tu aperitivo favorito. El café es importante pero la experiencia y el ritual sólo depende de ti.

Recalentarlo


Nunca jamás se te ocurra recalentar el café. El cambio de sabor debería bastar para disuadirte pero es que además aumentarás sus niveles de azúcares, cafeína y grasas.

No lavar bien la cafetera


Pasarle un agua rápidamente no es suficiente para una limpieza óptima de la cafetera. Lávala y sécala bien después de cada uso. Es importante también que te preocupes por el estado de la goma, si no es de color blanco ¡va siendo hora de cambiarla!


Siguiendo estos 10 consejos te convertirás en todo un experto en el arte de preparar café con cafetera italiana. Aplícalos la próxima vez que tengas una visita y demuestra que eres todo un sibarita.

Fuente: Cafes Candelas
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...