jueves, 19 de octubre de 2017

Cuáles son las 9 cosas que debes evitar al incursionar en la #COCTELERIA

Pero hay muchas maneras de hacerlo. Jim Meehan, cofundador de PDT (Please Don't Tell) (Por favor, no lo digas) relanzó el nuevo concepto de coctelería y ganó el premio al mejor bar del mundo. Él sabe mejor que nadie cómo tenemos que actuar cuando alguien te está sirviendo un combinado. Los siguientes consejos de Meehan te ayudarán a saber lo que no tienes que hacer en un bar y así convertirte en un auténtico profesional de la barra.

Tomar un trago en un buen bar es uno de los mejores placeres de la vida.


Preguntar al camarero lo que es bueno


¿Viniste al bar para tomar un trago de Fernet y una lata de High Life? Entonces preguntar a los camareros lo que les gusta no ayuda. El trabajo de cualquier bar con una buena reputación es hacer una bebida con tus preferencias no con la de ellos. La mayoría te responderá algo por el estilo de "¿Qué te gusta beber?". Eso les ayudará a pensar en algo: "Me gusta el tequila" o "algo tropical". Si hay algún cóctel que no te gusta díselo de antemano, así no se alarga el debate.





Incorporarse a tu dieta sin azúcar


Así es como funciona la mezcla de un profesional: cualquier cóctel que incluye cítricos o algún tipo de ingrediente ácido necesita un edulcorante para equilibrar su sabor. Un camarero se esfuerza por un equilibrio entre lo fuerte, lo dulce y lo amargo, de lo contrario creará algo que no querrás beber. Créeme. Si eres de esos especialmente sensible a lo dulce o no quieres ningún tipo de azúcar en tu cóctel, entonces puedes decir algo como "tomo mis bebidas dry(secas)" o pide un highball de whisky con soda o ginebra.

Sustituir tu bebida alcohólica favorita


Si prefieres un Beefeater Martini o un Wild Turkey Manhattan, eres más que bienvenido a pedir uno de estos en la barra. De hecho, lo recomiendo para hacer un clásico. Pero para los cócteles de la casa, creados por el personal del bar, es algo diferente. El bartender escoge específicamente la ginebra, el ron, el mezcal, etc. para la creación. Pedirle a un camarero que lo sustituya por tu botella favorita es igual que jugar al Jenga: puedes derribar toda la pila de fichas y arruinar la bebida.


Las bebidas medio llenas



Tú tienes el derecho a disfrutar de tu cóctel de USD 15 (o incluso más). Si crees que te lo entregan defectuoso y eso va a disminuir tu experiencia, entonces puedes pedir que te lo cambien. Cualquier bar lo respetará.

Pero hay un momento adecuado para hacerlo: tan pronto como hayas probado la bebida y haciendo contacto visual con el camarero cuando esté cerca. No es agradable que alguien te devuelva una bebida que tú has mezclado, así que sé discreto y no grites desde la otra punta de la barra ya que puedes llamar la atención de otros. Si lo haces, pide algo que te guste y así no hay problema. A nadie le gusta oír dos veces seguidas que su cóctel no le gusta.


Desprestigiar al camarero


No hay nada peor que desprestigiar a alguien en su trabajo, asumiendo que no sabe el producto con el que están trabajando. Si tienes una pregunta técnica sobre una bebida, un cóctel o cualquier cosa relacionada, lo primero que tienes que hacer es preguntarle a la persona que te está atendiendo. Muchos de los mejores bares de cócteles, incluido el mío, rota el personal del bar y los empleados no lo saben todo. Si están en PDT, lo más probable es que te sirva un barman. Recuerda el hashtag #respect.

Propina de un dólar por bebida


La propina es algo personal, así que no voy a decirte cuanto o, incluso, si deberías dejar propina. Pero la mezcla de jugos, jarabes e infusiones para la preparación de un Gin Gin Mule de USD 15 supone un esfuerzo superior que abrir una botella de cerveza Stella. La mayoría de los huéspedes dejan un veinte por ciento de propina para los cócteles de lujo. Tú no tienes que hacerlo, pero ese es el estándar.




Culpar al bar por no tener un cóctel específico


Tengo cuatro deliciosas cervezas artesanales y tres vinos locales en PDT y, además, estoy orgulloso de hacer cócteles no alcohólicos. También tengo una cerveza alemana que yo también bebo con agrado. Cada vez más, las coctelerías están incrementado su variedad de vino y cerveza. Pero si no te gusta nada de lo que ves en el menú, no te sientas mal por pedir un clásico que no está en la carta, como un Negroni, un Daiquiri o un Manhattan. El barman está allí para darte lo que quieres. Solo recuerda la regla número 1.

Exceso de tiempo


Especialmente en las ciudades donde el alquiler es alto, como Nueva York y Londres, tomarse un trago en un bar o en un restaurante situado en un lugar popular suele generar altos costos. Los dueños de los locales estarán más que agradecidos si consumes mientras estás en el bar y si te vas después de veinte minutos de haberte terminado tu bebida. Si deseas quedarte más tiempo siempre puedes preguntar. Recuerda: Tres bebidas por persona, con treinta minutos para cada una, es una buena regla para una noche perfecta.

No seas esa clase de persona


Si te estás preguntando si has bebido demasiado y si estás borracho, probablemente lo estés. Muchos estados asumen que los camareros son los responsables legales de la seguridad de sus clientes, incluso después de salir del bar. Así que si te cortan el suministro de bebida, no discutas porque vas a perder.

Por Kate Krader

Fuente: InfoBae
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...