domingo, 15 de octubre de 2017

4 tipos de gastronomía internacional que crees que es auténtica pero no lo es

En este mundo globalizado parece que lo tenemos todo a la mano, y la comida no es una excepción. Sólo hace falta entrar a un food court de cualquier centro comercial y mirar alrededor para sentir que puedes tener todos los sabores del mundo en tu paladar. De pronto te ves rodeado de banderas de todas partes, cada establecimiento está decorado con imágenes de distintos países; hay algunas palabras escritas en los idiomas de cada nación y la oferta es la siguiente: comida, sí, pero además con una probada de cultura.


Estos restaurantes permiten llenarte la boca diciendo que has probado comida árabe pero que prefieres la india, sentir que puedes viajar por continentes y países sentado en una mesa, o tal vez imaginar la vida de las personas que viven en latitudes lejanas. Sin embargo, los alimentos que nos dan en estos establecimientos no siempre se sirven tal como se comen en sus países de origen. Este hecho hace que nos generemos una idea errónea de la alimentación de ciertos lugares, lo cual puede provocar que cerremos nuestra mente para intentar nuevos platillos. Creer que conocemos mucho es negarnos a conocer más, y para evitar eso te presentamos algunas comidas internacionales que en realidad no son exactamente como nos las presentan.

1. Comida china




China es una de las civilizaciones más antiguas que han permanecido y evolucionado hasta nuestros días. Por ello cuenta con una de las cocinas más antiguas del mundo, llena de historia y cultura. Sin embargo, los restaurantes de comida china que tenemos a la mano suelen ofrecer platillos un tanto distintos a los que se consumen en el país del Sol naciente. Los restaurantes chinos en México —y en Occidente en general— sirven en su mayoría comida cantonesa, que es sólo uno de los cuatro estilos de cocina que hay en China, y cada uno de ellos resulta muy distinto entre sí. Además de esto, el concepto usual del restaurante chino no nos llega directamente de Oriente, sino de los inmigrantes llegados a Estados Unidos que adaptaron su comida al estilo fasta food que después adoptaríamos también nosotros. Como muestra de ello están las imprescindibles galletas de la suerte, un invento completamente californiano.




2. Comida italiana



Una de las comidas favoritas de muchos, porque es deliciosa y llena de tradición. Sin embargo, esta cocina carga con un estigma y en más de una ocasión hemos escuchado a alguien decir: “la comida italiana es sólo pizza y pasta”. Pero la realidad es que la pizza que comemos no se parece a la que se elabora en Italia, y aunque la pasta es fundamental en esta cultura, la comida italiana está llena de variedad, como ensaladas, mariscos, platillos de diversas carnes, vegetales, risotto, especias, hierbas, más de 300 variedades de queso, muchas variedades de frutas, vinos, licores y ricos postres.



3. Comida japonesa



La gastronomía japonesa es otro gran ejemplo de cómo las tradiciones se pueden transformar y adaptar a nuevos entornos culturales. El sushi y el sashimi son los platillos más representativos de Japón en Occidente; y aunque también podemos acceder a ramen, onigiri, soba y teriyaki, hay que admitir que hay diferencias con la cocina nipona tradicional. En Occidente llamamos erróneamente “sushi” al “maki”. Además, las diversas preparaciones que venden los restaurantes se han tropicalizado usando ingredientes locales, y las técnicas que se aplican difieren de las clásicas en la cocina de la tierra del sol naciente.




4. Cocina española



No hay razón para hablar mal de los exitosos bares de tapas, ni de la inmediata asociación de España con la paella, ya que ambos platillos son en realidad tradicionales de aquel país. Sin embargo, no es la única comida que existe y resulta injusto que sean los pocos referentes de una gastronomía que es uno de los pilares de la cocina mexicana. La cocina española tiene influencias directas de las culturas árabe, francesa, africana y del Nuevo Mundo. Además, España es el país donde nació la revolución gastronómica que derrocó a los franceses como los mejores cocineros del mundo. Su comida está llena de estofados, carnes, embutidos y mucha comida del mar.




Sebastián Fernández Lara

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...