jueves, 17 de agosto de 2017

#Cerveza y comidas: un maridaje que acentúa el placer de disfrutarlas

Si bien los fanáticos de la cerveza no se preocupaban demasiado por los platos que podían acompañar a su estilo preferido de birra, la verdad es que el creciente interés por la misma ha despertado los paladares y las ganas de conocer un poco más. Como años atrás sucedió con el vino, hoy las diferentes cervezas encuentran un público fiel que no se queda solo con la pizza o la hamburguesa para acompañarla.

Una Lager o una Ale


Aunque la tentación lleva a elegir de manera intuitiva, algunos datos sobre la cerveza ayudan a encontrar el maridaje adecuado. El primero es determinar qué tipo de cerveza es la preferida: ¿Lager, o Ale?

Las Lager son las más comunes, las llamadas rubias, y las que se presentan ligeras, de color amarillo y de un nivel de alcohol que ronda entre el 3,5 y el 5% de nivel de alcohol. Son las que en la Cervecería Quilmes llaman de "refrescancia y recomiendan para picadas y fingerfoods con una temperatura de consumo entre los 2° a 8°C". En este grupo se encuentran las Pilsen, Bock, Helles, Sormutnt, Marzen, Oktoberfestt según la categorización que hace Quilmes, o las Golden y Hefeweizen (con trigo malteado) según la categoría de la clásica fábrica de Recoleta: Buller.

Las Ale son las que tienen un aroma más intenso y amargor alto, su color es más oscuro, y va del dorado al negro opaco, su nivel de alcohol es superior a los 5% y se toma con platos más sofisticados, a una temperatura entre los 8 a los 17°C. Cervezas como la Honey ("La más vendida y de mayor graduación alcohólica", como explica Adriano Merino de Buller, "y no necesariamente la más dulce", como agrega al hablar de su proceso de creación), la Amber Ale, la IPA (India Pale Ale) o Stout.
Con qué plato combinar las cervezas

Entre las variadas sugerencias hay propuestas más y menos elaboradas. La chef Nadia Arce, encargada de la carta de comidas de Buller, pensó un menú especial para disfrutar con cada tipo de las cervezas artesanales.

Pinchos de pollo: especiados con ananá y cebolla morada combinan muy bien con una cerveza rubia como la Golden, una Lager que no opaca los sabores de la comida ni a la inversa.

Bondiola: una carne de cerdo como esta es ideal para maridar con la cerveza, siempre van de la mano y Arce recomienda comerla con una Hefeweizen (rubia de trigo con descriptores de clavo de olor y banana, que se llevan bien con el plato). Para acompañarlo, se pueden reemplazar las clásicas papas por manzanas asadas.

Bondiola y manzanas asadas con una Lager Hefeweizen y para el postre, una Stout con brownie.


Papas: si son rellenas como las Hasselback, mejor, Arce, las combinó con queso feta de cabra y son ideales para tomar una Honey ya que maridan muy bien con los descriptores de sabor de la cerveza: miel y galletita.

Bife de chorizo: un clásico plato argentina que se acompaña con tomates cherrys y cilantro y se acompaña con una cerveza de mayor amargor como la Amber Ale.

Alitas de pollo: un clásico de las cervecerías americanas, alitas con salsa BBQ y coleslaw (la tradicional ensalada de repollo) que van muy bien con una India Pale Ale(ya sea la de estilo americano la de estilo inglés, pequeñas diferencias que no perjudican el maridaje)

Postre: para cerrar el menú una porción de Brownie con alguna salsa dulce es el pie ideal para que entre en escena la Stout.

Otras combinaciones


Un guiso: ideal para estos días de invierno, lo sabroso de los componentes del guiso, maridan con una Bock, la cerveza Lager de estilo alemán, de color borravino y cuerpo robusto, se distingue de las cervezas negras.

Ensaladas: el amargor leve de las Lager Pilsener (como la Quilmes Cristal, por ejemplo) es ideal para acompañar paltos frescos y fríos, como las ensaladas de variados ingredientes.

Quesos suaves: una picada con quesos así y galletitas crocantes maridan muy bien con cervezas de amargor leve, alta carbonatación y baja temperatura de consumo, como las Lager Pilsener.

Fuente: La Nación
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...