martes, 6 de junio de 2017

La exquisitez de una crema pastelera

Se disfruta la exquisitez gastronómica de la crema pastelera desde que se le da un bocado a los diferentes bizcochos, tartas, chocolates, pudines y demás postres. Hasta chuparse los dedos...

Se trata de una salsa dulce procesada que se utiliza bastante en la repostería por su textura y suavidad.

Sus principales ingredientes son: leche, huevo, azúcar, harina y maicena.


Esta sencilla crema es usada como relleno en diversos tipos de postres.

Aparte de deliciosa y versatil, contiene vitaminas A, B6, B12, C y D, calcio, hierro, magnesio, proteína, potasio, sodio, carbohidratos y cuenta con un total de 122 calorías.

Se sirve generalmente templada o fría en ‘ramekines’ o cazuelas individuales.

Jesús Ávila Granados, en “El libro de la repostería tradicional” (Bon Vivant, 2003), explica que no suele durar más de tres días y aconseja su conservación en un lugar fresco, nunca en el congelador.

La repostera Ana Cristina Matos destaca que las variedades que más se utilizan son los de vainilla, chocolate, con algunos licores como el bayless, amaretto y el de nueces con almendras.

También cuenta que, en lo personal, prefiere esta crema porque no es tan empalagosa ni tan azucarada como el dulce de leche.

“Desde hace cinco años me dedico a la pastelería en la casa con servicio a domicilio; las personas me piden postres que incluyen crema pastelera para cumpleaños, bodas, brindis especiales, ‘babys showers’ y otras actividades sociales”, precisó.

¿Te gustaría probar el sabor tradicional de la crema pastelera? Anímate con esta receta:

Ingredientes:

  • 500 mililitros de leche entera.
  • 1 vaina de vainilla.
  • 125 gramos de azúcar blanca.
  • 50 gramos de fécula de maíz (maicena).
  • 100 gramos de harina.
  • 4 yemas de huevo.
  • Piel de un limón.
  • Mantequilla (opcional).

Preparación:


1. En un cacerola pequeña se pone la leche junto con el contenido de una vaina de vainilla, que abrimos a lo largo y extraído las semillas. Se lleva a ebullición, retiramos y reservamos.
2. Se lava el limón y pelamos la piel finamente, sin que lleve la parte blanca. En función de gustos, mayormente puede resultar cargante para algunas personas.
3. En un bol se mezcla el azúcar, las yemas y la fécula de maíz. Con unas varillas se une todo hasta que quede perfectamente ligado.
4. A la composición anterior se echa poco a poco la leche sin dejar de remover.
5. Una vez todo unido se pone a fuego lento, removiendo constantemente hasta que espese.
6. Retiramos y dejamos enfriar cubriendo con papel de aluminio la superficie. Variedades. Antes, la crema pastelera se elaboraba a partir de dos sabores: limón y canela.

Fénix Hernández
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...