lunes, 8 de mayo de 2017

#Receta de ensaladilla rusa de aguacate: apta para veganos #LunesSinCarne

Hay tantas ensaladillas rusas como hogares en el mundo: cada uno la hace como sabe... o como puede. Esta receta propone convertirla en un plato apto para veganos (y con todos los nutrientes)

La ensaladilla rusa es un clásico tanto de los chiringuitos del verano como de los entrantes en comidas familiares. Y aunque su origen es ciertamente ruso, lo cierto es que se trata de un plato que a día de hoy cada uno interpreta según sus gustos con más o menos acierto. Atún y bonito bien, los encurtidos le dan un toque interesante, inventos como el surimi son innecesarios y, por favor, no rotundo a las ensaladillas congeladas; si acaso, los guisantes, cuya temporada es tan breve que sin los congelados sería difícil elaborar muchas recetas.

Una presentación diferente para un plato de toda la vida


Esta ensaladilla rusa de hoy, que es perfecta para que invitéis a ese amigo vuestro que se acaba de hacer vegano, es ante todo una reivindicación de la ensaladilla casera, con los vegetales cocinados al vapor para que no pierdan ni un ápice de sus nutrientes y presentados de una manera menos habitual.

Preparación: < 20 min Dificultad: muy fácil Raciones: 2 Coste: barato

Ingredientes

  • 2 zanahorias
  • 1 taza de guisantes frescos o congelados
  • 2 patatas medianas
  • 1 aguacate
  • veganesa (*)
  • Sal

(*) Podemos hacer la veganesa casera como si fuera una mayonesa normal pero sustituyendo el huevo por 110 ml de leche vegetal de soja o almendra, 2 cucharadas de zumo de limón y sal al gusto y añadiendo 250 ml de aceite de oliva arbequina hasta emulsionar.

Preparación
  • En un cesto de la vaporera pondremos los guisantes y las zanahorias peladas y cortadas en dados del tamaño de los guisantes. Salamos ligeramente.
  • En el cesto superior ponemos las patatas peladas, cortadas en dados del mismo tamaño y ligeramente sazonadas.
  • Cocinamos al vapor hasta que las verduras estén tiernas pero no deshechas.
  • Dejamos enfriar.
  • Emplatamos -en este caso en un vaso por capas-, finalizamos con una capa de aguacate y coronamos con un par de cucharaditas de veganesa.

Nota

También se podría haber terminado al estilo de la ensaladilla tradicional, incorporando todas las hortalizas con el aguacate troceado y añadiendo la veganesa para luego mezclarlo todo con la salsa.


MER BONILLA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...