jueves, 6 de abril de 2017

Para disfrutar con una copa de #vino: Paté de tomate seco #receta #impelable

Si buscas ideas para ofrecer aperitivos o canapés que puedas hacer en casa, que sean fáciles, sabrosos y que conquisten a tus invitados, empieza con este sencillo paté de tomates secos con una pizca de albahaca fresca, ajo en polvo y pimienta. Con un buen aceite de oliva virgen extra y estas especias y hierbas aromáticas, que sólo deben aportar un matiz de sabor al ingrediente protagonista, al tomate seco, conseguirás un aperitivo exquisito. Elige un tomate seco de calidad y haz el paté cuando tenga un porcentaje de hidratación elevado para que no resulte demasiado fuerte.
Un aperitivo sencillo pero que dejará sorprendidos y agradecidos a los invitados en cualquier comida especial, como en las próximas Navidades, es el que os proponemos que elaboréis con un sabroso paté de tomate seco. Muchas veces os hemos comentado que no merece la pena comprar patés para canapés en los supermercados, y esperamos que, con la receta de hoy, os terminemos de convencer.



Aunque hemos utilizado los tomates secos para hacer otros patés, como este tapenade, también hay que valorar el paté vegetal en el que el tomate es el protagonista, y necesita muy poco para ser una delicia, prueba de ello es la receta que podéis ver a continuación, un paté de tomate seco, con un ligero toque de albahaca, algo de pimienta y un buen aceite de oliva virgen extra, y poco más hace falta. Pruébalo y nos cuentas.

Ingredientes


120 gramos de tomates secos rehidratados, ½ c/c de ajo en polvo casero, 2 hojas grandes de albahaca fresca (o algunas más si con pequeñas), una vuelta de molinillo de pimienta negra recién molida, c/n de sal, 100-120 gramos de aceite de oliva virgen extra.
Elaboración

Trocea los tomates secos y ponlos en el recipiente del procesador de alimentos, es suficiente con el accesorio que acompaña a la batidora eléctrica de mano. Añade el ajo seco en polvo, para hacerlo con antelación, toma nota de esta receta.

Añade también las hojas de albahaca troceadas con las manos para que no se enreden con las cuchillas, incorpora también la pimienta negra recién molida, sal al gusto y aceite de oliva virgen extra.


Tritura hasta obtener una pasta que sea brillante, más o menos homogénea y cremosa. Pruébala por si es necesario rectifica de algún condimento.

Pasa el paté a un recipiente adecuado con tapa para poder conservarlo hasta el momento de servir. Reserva en el frigorífico.

Acabado y presentación


Sirve en la mesa de aperitivos una tarrina con el paté de tomate, o si lo prefieres, preséntalo ya untado en tostaditas para tomarlo solo o con unas lascas de queso. ¡Buen provecho!

Abreviaturas


c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...