lunes, 4 de julio de 2016

Lecturas nocturnas: Seis verdades amargas sobre los refrescos azucarados

Foodwatch Alemania ha puesto en marcha una campaña informativa para tratar de concienciar a los consumidores alemanes, en ella se muestran seis verdades amargas sobre los refrescos azucarados. Se relaciona el abuso del consumo de estas bebidas con el sobrepeso, la obesidad, la diabetes tipo 2, la mala salud bucodental, etc.

Hoy conocemos la campaña Seis verdades amargas sobre los refrescos azucarados puesta en marcha por Foodwatch Alemania, asociación sin ánimo de lucro que trabaja en defensa de los intereses y derechos de los consumidores alemanes, denunciando las prácticas deshonestas de la industria agroalimentaria. Con esta campaña se pretende concienciar a la población de los riesgos para la salud de abusar de este tipo de bebidas, la cantidad de azúcar que se puede consumir sobrepasa con creces las recomendaciones de la OMS.



La OMS aconseja que la ingesta diaria de azúcar no supere el 5% del total de calorías ingeridas, ya que con ello se aprecian beneficios significativos para la salud. Esta cantidad representa unos 25 gramos de azúcar o el equivalente a unas 6 cucharaditas de café, esta recomendación es para un adulto con un IMC (Índice de Masa Corporal) normal, por lo que para los niños la recomendación es menor. Y no se refiere sólo al azúcar, sino a todos los monosacáridos (como glucosa y fructosa) y disacáridos (como sacarosa o azúcar de mesa) que se consumen porque son añadidos por los fabricantes de la industria de los productos alimentarios y en las bebidas.


Según Foodwatch, la industria de los refrescos y bebidas azucaradas no quiere entrar en un debate sobre los peligros que ofrecen sus productos con cantidades ingentes de azúcar, pero no se pueden acallar los resultados de diferentes investigaciones que han relacionado el abuso del consumo de este tipo de bebidas con la obesidad, la diabetes tipo 2, la disfunción eréctil y las amputaciones por culpa de la diabetes, los problemas dentales, etc. Estos problemas los podemos ver reflejados en el vídeo de la campaña, en el que también aparecen mensajes sobre las investigaciones y resultados obtenidos, publicados en prestigiosas revistas científicas como The Lancet, Diabetes Care, Current Diabetes Reports, etc.

Dado que la campaña se desarrolla en Alemania, los hechos amargos sobre las bebidas azucaradas se centran en ese país. Según Foodwatch, Alemania es uno de los países que más azúcar consume a través de los refrescos de Europa, según datos facilitados por la Universidad de Carolina del Norte (Estados Unidos) y la Universidad de la ciudad de Londres (Reino Unido). Explica que los consumidores alemanes toman una media de 80 litros de bebidas azucaradas al año según datos recopilados en el año 2014.

Diversas investigaciones muestran que las bebidas azucaradas promueven el sobrepeso y la obesidad, aunque hasta el 80% de los estudios que han sido financiados por la industria de los refrescos, llegan a la conclusión de que no existe ninguna relación entre el consumo de este tipo de bebidas y el aumento de peso. Recordemos que parece algo habitual que la industria de los refrescos lleve a cabo prácticas deshonestas, como los sobornos o favores especiales a investigadores de renombre para tener de su lado a estos expertos y mostrar que este tipo de bebidas no son tan perjudiciales como algunos estudios apuntan, de ello hablábamos aquí.

Los adultos que toman bebidas azucaradas a diario tienen un 27% más riesgo de sufrir sobrepeso u obesidad que aquellos adultos que no consumen estas bebidas. En el caso de los niños, algunos estudios concluyen que el riesgo se eleva hasta el 60%. Estos resultados proceden de estudios independientes que no tienen vínculo con la industria de las bebidas y los resultados son totalmente contrarios a los que ofrecen los estudios que han contado con la financiación de dicha industria.




Las bebidas azucaradas aumentan el riesgo de sufrir diabetes tipo 2, este es otro riesgo añadido al sobrepeso y la obesidad. Según algunas investigaciones como la realizada en el año 2010 por la Escuela de Salud Pública de Harvard, los adultos que toman uno o dos refrescos azucarados diariamente, tienen hasta un 26% más riesgo de desarrollar esta enfermedad que los adultos que consumen las bebidas azucaradas de forma esporádica. En Alemania más de 6 millones de personas sufren diabetes tipo 2 y se ha experimentado un incremento de la enfermedad de un 24% desde 1998.

La mitad de los hombres que tiene diabetes sufre disfunción eréctil debido a que la enfermedad afecta a los nervios y a los vasos sanguíneos, lo que reduce la función eréctil. Según la Asociación Americana de Diabetes, entre un 35% y un 75% de los pacientes con diabetes sufre este problema, por otro lado, la disfunción aparece 10 o 15 años antes que en aquellas personas que no sufren la enfermedad.

La diabetes provoca casi 40.000 amputaciones al año en Alemania, siendo ésta la principal causa de la necesidad de practicar esta cirugía. Los daños en los nervios y la mala circulación causan la pérdida de sensaciones en los pies, por lo que se reduce la capacidad de sentir dolor. A esto hay que añadir que una mala circulación disminuye la capacidad del organismo para la curación, por lo que es más complicado tratar lesiones, heridas o infecciones.

Los azúcares y ácidos que contienen las bebidas azucaradas dañan los dientes, la Asociación Dental Alemana explica que es habitual que las comidas principales se acompañen de refrescos, siendo la principal razón para el desarrollo de enfermedades dentales. Otras organizaciones concluyen que los refrescos azucarados son especialmente peligrosos para la salud bucal.

Foodwatch ha citado algunos estudios, pero se podrían citar muchos más, cuyas conclusiones muestran el verdadero peligro de abusar de este tipo de bebidas. Como ya os comentábamos en el mes de marzo, algunos expertos comentan que los refrescos y bebidas azucaradas son más peligrosas de lo que imaginamos, así se concluía en esta investigación realizada por la Escuela Friedman de la Universidad de Tufts. Todo lo que se haga para concienciar a la población sobre la necesidad de reducir la ingesta de azúcar es necesario, como dice la OMS, si el consumo de azúcar no supera el 5% del total de calorías ingeridas al día, se van a apreciar grandes beneficios en la salud. Puedes conocer más detalles de la campaña a través de la página oficial de la organización alemana.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...