sábado, 16 de julio de 2016

Escuela de Hostelería Aranda Formación nos presenta: Tres tipos de huevos cocidos… ¡deliciosos! #España

El secreto de cocer un huevo y que esté es su punto (dependiendo del tipo de huevo que queramos) no está en el agua, ni el cazo ni siquiera en la intensidad del fuego… ¡el secreto de un buen huevo cocido está en el tiempo de cocción! Como cada semana desde la Escuela de Hostelería y Turismo Aranda Formación, os mostramos cómo conseguir tres tipos de huevos cocidos… ¡deliciosos!


Dependiendo del tiempo que dejemos cocer el huevo podemos conseguir tres tipos:

Huevo pasado por agua: deberemos tenerle hirviendo durante 3 minutos desde que el agua comienza a hervir. Es muy importante poner el huevo debajo de agua fría para parar el tiempo de cocción y así quede en su punto. La textura debe ser gelatinosa, con la clara y la yema poco cuajada.



Huevo Mollet: Es una variedad de los huevos pasados por agua con mas cocción para conseguir que la clara esté más sólida y se pueda pelar, y la yema cremosa. El tiempo idóneo es de 6 minutos.



Huevo duro o cocido: Para que consigamos un huevo duro en su punto es necesario que le dejemos cocer 11 minutos. Tanto la yema como la clara quedan cuajadas, con una textura sólida pero tierna. Si nos pasamos dejando el huevo hirviendo durante más tiempo, la yema se oscurecerá y perderá su 
jugosidad (aunque no es peligroso para la salud si lo comemos).


¿Queréis saber un truquito para que podamos pelar los huevos sin problemas? La clave está en echar un puñado de sal en el agua donde hierve el huevo. Podremos pelar el huevo de una forma fácil y sencilla.

Si tu sueño es trabajar como cocinero y convertirte en un gran chef, ¿por qué no lo consigues? Conoce nuestro Curso de Cocinero Profesional y apuesta por un mercado laboral en alza con muchas oportunidades profesionales.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...