martes, 21 de junio de 2016

¿Cómo preparar un buen espresso?

Cuerpo, aroma y cremosidad son las cualidades exigibles a un buen espresso, los parámetros evaluados por el jurado del concurso Maestro del Espresso Junior que se celebró en el Hotel Le Meridien de Barcelona con la participación de alumnos de escuelas de hostelería de España y Portugal. 

El primer placer de la mañana, indispensable tras las comidas y perfecto para una pausa en cualquier momento del día. El espresso es la quintaesencia del café: la preparación que exalta su riqueza de notas aromáticas

El arte del barista o del barman consiste en calibrar el molido, prensar adecuadamente el polvo de café en el filtro, extraer la bebida en su justa temperatura, en la justa presión y durante el tiempo exacto. Sus recomendaciones nos sirven para explicar los pasos a seguir si queremos degustar un buen espresso.

La primera recomendación pasa por elegir un café de calidad. Aunque en España nos reconocemos "cafeteros", apenas un 2 por ciento del café que tomamos entraría en esta categoría. Una visita a una tienda especializada en la que nos asesoren sobre la variedad de café que más se ajusta a nuestras preferencias debería ser el prólogo al inicio del ritual de preparación del perfecto espresso.


Utilizaremos 7 gramos de café molido por cada espresso de 25 mililitros. La compactación de la moledura de café que ha de quedar totalmente horizontal en el portafliltro,con unos golpecitos y el prensado nos ayudarán a conseguirlo. En la cafetera, un chorro de agua caliente a presión pasa durante 25 o 30 segundos entre el café molido, y ya podemos degustar el espresso. Debemos hacerlo inmediatamente para disfrutar de su aromaticidad. Su mismo nombre lo dice: el espresso se prepara al momento y se saborea enseguida. Se recomienda no añadirle azúcar pero utilizaremos igual la cucharilla para mezclar el café con la crema justo antes de darle el primer sorbo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...