domingo, 24 de abril de 2016

"La gastronomía es la bandera de la Marca España"

"No somos una industria alimentaria al uso", señala la directora general de Santa Teresa, Isabel López. La empresa abulense de alimentación gourmet, que tiene tras de sí más de 150 años de historia y puede presumir de ser la creadora de la receta de las auténticas yemas de Santa Teresa, apuesta por productos 100% naturales, sin conservantes ni aditivos artificiales. "Hemos elaborado más de un centenar de productos de primer nivel y tenemos un enorme reconocimiento de marca entre nuestro target, que es la gente que se cuida", explica López.

¿Cómo conviven la tradición y la innovación?


Es un reto. Mantenemos las recetas tradicionales y la forma de hacer de siempre. Además, nos aprovechamos de la tecnología de envasado actual y moderna. Buscamos para cada uno de nuestros productos el envase más apropiado, para conseguir que su vida útil sea larga.

Aunque Santa Teresa nació con la elaboración de dulces, han incorporado otros productos a su catálogo...


Somos un competidor de nicho, y saturábamos realmente el mercado de dulces. Entonces, en el año 2000, saltamos a la categoría de platos preparados. Actualmente, lo más importante que hacemos en esa línea son los gazpachos, completamente naturales. Somos la tercera marca en gazpachos, el premium de la categoría.

Las yemas son uno de sus productos más emblemáticos.


Sí, pero solo suponen un 3 por ciento de la facturación de la empresa. Son un producto turístico, para vender en nuestras tiendas de Ávila. Fuera de allí, pierden su contexto y sus ventas son anecdóticas.

El crecimiento internacional de la empresa se inicia alrededor de 2012, ¿por qué entonces?


La crisis ha expulsado a las empresas de su confort. Nosotros habíamos dejado la exportación como la última de las puertas a las que llamar, porque era un crecimiento caro. En 2012, vimos que teníamos que salvarnos, no tanto de la crisis -porque nosotros en 15 años hemos multiplicado por 20 nuestra facturación-, pero si venía una segunda oleada, teníamos que tener una parte de nuestra facturación fuera para no depender sólo del mercado interior.

¿Qué diferencia a España de otros mercados internacionales?


La combinación de gastronomía y estilo de vida nos diferencia. De hecho, estamos exportando el picoteo. Hay una apuesta desde las instituciones y los medios de comunicación para que la gastronomía sea la bandera de la Marca España.

¿En qué consiste el proyecto de franquicias que acaban de iniciar?


Queríamos tener un canal de distribución propio, nuestra enseña en Madrid. Ayudaremos a que la marca se haga más grande para que, de esta forma, el cliente conozca nuestra forma de entender la gastronomía.

VÍCTOR BARAHONA MADRID.

Fuente: El Economista 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...