martes, 15 de diciembre de 2015

Preparar el té es todo un arte

No todas las bebidas naturales calientes son infusiones ni todas son té. Hay una diferencia entre ambas y es la planta con la que se haga.

El consumo de infusiones y té se remonta a épocas milenarias, cuando los emperadores aprovechaban todo el poder de las plantas para curar sus dolencias. Esta costumbre se ha mantenido hasta nuestros días por los numerosos beneficios que aportan estas bebidas naturales al organismo.

Tomar té es toda una experiencia si se siguen los consejos de expertos
Archivo


Pero, además de sus beneficios, tomar té es toda una experiencia si se siguen los consejos de expertos. En la web www.altonivel.com.mx, Joseph Villeda Campo, sommelier y Tea Maker de la marca Caravanseraï, ofrece sus recomendaciones para tener las mejores infusiones.

Es importante definir los términos. Sólo el que se hace con la planta de origen chino Camellia Sinensis debiera llamarse té. Generalmente son té verde y negro. Cualquier bebida realizada con otro tipo de hierbas y frutas es una infusión.

Para tener en cuenta


Siempre que se pueda, es muchísimo mejor utilizar las hojas de té u otras plantas naturales, en lugar de las bolsitas preempacadas que venden en los supermercados.

Una de las reglas principales es que el agua no tiene que hervir. Los sommeliers recomiendan que el líquido tenga una temperatura entre 70 y 80° C, esto quiere decir que se debe retirar cuando se vean las primeras cadenas de burbujas.

La siguiente es que existen coladores especiales para estas bebidas. En ellas se debe colocar la cantidad precisa (una cucharada cafetera por taza es suficiente) y dejar los minutos necesarios.

En www.sabrosia.com indican que un té se puede dejar infusionándose sólo durante cinco minutos. De lo contrario, se amarga. En cambio, otras hierbas pueden estar de siete a 10 minutos tranquilamente. Luego se sacan “las plantas”.

Ya sean calientes o frías, lo ideal es no agregarles ningún endulzante a estas bebidas para que el organismo absorba mejor todas las propiedades.

Una vez usadas, no conviene botar las hojas y flores, por ser buenos fertilizantes.

Manzanilla, tilo, tomillo, té verde y romero son las preparaciones más comunes

Florángel Farías

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...