lunes, 31 de agosto de 2015

10 Flores con mucho sabor

Si quieres agregar algo distinto a tus alimentos, las flores son una excelente opción; se pueden comer enteras o puedes disfrutar solo sus pétalos

Comer flores representa más que un capricho. Las rosas, violetas, crisantemos, dientes de león, jazmines, orquídeas, tulipanes, begonias, claveles y geranios, son algunas de las más bonitas, románticas y exóticas que además de embellecer un jardín también son motivo de recetas deliciosas, tradicionales y muy originales.

Foto: AP

En la gastronomía se han utilizado por siglos en América, Europa y Asia. En culturas como la griega, romana, precolombina e hindú.

Un ejemplo lo aporta el gastrónomo romano del s. I DC. Marco Gavio Apicio, autor del libro "De re coquinaria", en cuyas recetas se incluyen como ingredientes rosas, cártamo y mejorana. Carlomagno degustaba de ensaladas preparadas con malva y en la Edad Media los nardos representaban un ingrediente esencial.

México cuenta con una larga historia en la preparación de platillos con flores que además aportan un alto valor nutritivo y bajo nivel calórico.

Si quieres agregar algo distinto a lo habitual en tus alimentos las flores son una excelente opción, se pueden comer enteras sin estambre y pistilo, o solo sus pétalos.

No se trata de llevarse a la boca la primera flor que encontremos por bonita que sea, debemos informarnos cuales pueden ingerirse para evitar intoxicaciones. Tampoco podemos usar las de una florería pues algunas conservan plaguicidas y fertilizantes utilizados para no marchitarse de la noche a la mañana.

La recomendación es buscar nuestras propias semillas, ya que al cultivarlas y cocinarlas cumplimos con la satisfacción de admirarlas y de comérnoslas; por último, la clave del éxito de esta gastronomía tan peculiar radica en equilibrar el ingrediente principal con los matices de sabor de cada variedad.

Foto: Twitter: @Menumonterrey


Sugerencias apreciadas


Flor de Calabaza


Tan rica y querida en México e Italia. Se trata de una deliciosa flor que puede prepararse en una gran cantidad de platillos. Tradicionalmente la degustamos en quesadillas, pero podríamos comerla en una sopa con chiles poblanos y granos de elote, en una crema especita y si nuestro paladar se pone exigente, en spaguetti con salsa Alfredo de flor de calabaza.

Flor de jazmín


En Asia se utiliza con singular maestría. En el mundo, el jazmín es una de las flores preferidas por su aroma y diversos usos, el más común en té, pero existen más de un millar de combinaciones como el arroz con jazmín, el panqué de naranja y jazmín, y en helado.

Caléndula


Crece en huertos y campos. Su uso en la medicina y como remedio casero es conocido por ser antiséptica y antibiótica. Su sabor es amargo y sus pétalos se utilizan en caldos, ensaladas y bebidas. Puede actuar como el azafrán, pero con un toque más suave.

Lavanda


Conocida por su esencia mágica en perfumes, popurrís y veladoras, también tiene ese efecto de atracción como hierba culinaria en pastas, ensaladas, postres, helados y conservas frutales. Sus flores pequeñas de origen mediterráneo ha sido bien recibidas por la cocina. Es pariente de la menta, del romero, la salvia y el tomillo. Su combinación con pavo o cerdo resulta literalmente irresistible.

Flor de jamaica


Es deliciosa y fácil de preparar. La jamaica es rica en vitamina C y minerales como el hierro, fósforo y calcio, también es conocida por sus propiedades contra el envejecimiento y ayuda a fortalecer los huesos. Pero qué tal ingerirla en una agüita fresca además de otras presentaciones como unos taquitos de flor de jamaica, quesadillas, panqués, enchiladas y las granitas, por si fuera poco esta flor es baja en calorías.

Foto: AP

Rosas

Llegamos al top de la belleza. Nos enamoran por la vista, el olfato y el paladar. Todo puede prepararse con rosas y sus deliciosos pétalos: ensaladas, sopas, pastas, nieve, mermeladas, merengues, cristalizadas, infusiones, helado, crema, manzanas, aderezos y hasta un exquisito y fino sirope de pétalos de rosa.

Violetas


Además de decorar divinamente son unas de las más versátiles en la cocina. Su sabor es dulce y delicado. En ensalada son perfectas y sirven para espesar una sopa o un licor; podemos disfrutarlas en mousse, tiramisú, mermelada, helado, escarchadas de azúcar, en pastel de queso y hasta violetas con chocolate.

Bugambilia


Es famosa por su eficaz remedio contra la tos y ayuda a mejorar el asma y la gripe, sin embargo, esta flor originaria de Brasil le da sabor, textura y color a los platillos y puede sorprendernos en originales combinaciones como el agua de horchata con bugambilia, en gelatina, salsa y hasta en un rico 'Niño envuelto' con bugambilia.

Cempasúchil


El cempasúchil pinta de amarillo y le da vida al Día de Muertos. Para nuestra sorpresa hay platillos exquisitos que pueden prepararse y degustarse con esta flor en sopas, cremas, con pollo, salsas, en tortitas, milanesas con cempasúchil y hasta crepas. Lo único malo es que estas delicias son de temporada y debemos esperar a octubre y noviembre para disfrutarlas.

Flor de azahar


Embriagante por su aroma desde el árbol hasta la cocina. Su dulce toque es uno de los consentidos en los postres pero se pueden combinar en ensaladas, carnes, en el contraste de platos salados y bebidas.

Laura López de Rivera H. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...