miércoles, 26 de marzo de 2014

Para Paco Torreblanca la creatividad jamás puede primar sobre el sabor

El prestigioso repostero Paco Torreblanca, imagen televisiva de 'Deja sitio para el postre', publica una selección de sus mejores recetas y rememora una trayectoria plagada de anécdotas

 

Con la precisión de un cirujano, Paco Torreblanca (Alicante, 1951) observa la encimera de granito que se extiende ante sí y coloca sus herramientas. Junto a boles y espumaderas, el maestro repostero deposita con mimo unas pinzas con las que seleccionará uno a uno pedazos diminutos de gelatina de sabores -gelée, pronunciará él con perfecto acento francés-.

 

«La creatividad jamás puede primar sobre el sabor»El maestro repostero Paco Torreblanca. / Foto y vídeo: Virginica Carrasco

 

Darán el toque justo de color y sabor a un postre que no es un postre si no una obra de arte: una ostra de chocolate blanco y blillo argentado que esconde en su interior una espuma de chocolate y fruta de la pasión aderezado con la gelée ¿La guinda? Una perla de vodka de cobertura helada que contiene el licor en su interior. El conjunto, como una escultura romana, reposa sobre un mullido nido de azúcar moscovado y galleta contenido en un pequeño pedestal blanco. Es verlo y contener la respiración. La creación es un homenaje a su amigo Heston Blumenthal, chef del prestigioso restaurante londinense The Fat Duck y a quien casi clausuran el restaurante por una intoxicación alimentaria por ostras. "Le prometí que crearía para él una ostra con la que fuera imposible intoxicar a nadie", rememora divertido.

Acaba de terminar 'Deja sitia para el postre', el programa televisivo que acaba de protagonizar en Cuatro. Confiesa que la tele no es lo suyo y que, de hecho, la inspiración para este postre le llegó en las tediosas horas perdidas entre toma y toma en el plató. Él prefiere su cocina. Ya sea la que preside el loft americano en el que vive o, mejor aún, la enorme de la International School of Pastry Arts, la escuela privada que dirige y donde imparte clases en el municipio alicantino de Petrer, un templo repostero por el que cientos de aspirantes de todos los países luchan por un puesto como alumno suyo -solo admite quince personas para un curso que dura seis meses-. Para consuelo de los que se quedaron y se quedarán fuera, Torreblanca edita ahora un libro de 44 recetas divididas en tres niveles, desde un tradicional arroz con leche hasta creaciones como el 'chiboust' de limón con 'sablé bretón' y la tarta de azafrán y chocolate, varias 'masterclass' en toda regla que harán las delicias de los amantes de la repostería.

 

Bio del maestro repostero

 

Paco Torreblanca nació en 1951 en Alicante. Aprendió el oficio en una pastelería de París, donde permaneció durante nueve años formándose y experimentando el valor del trabajo bien hecho. En 1978 abrió su propia pastelería en Elda, Alicante, en la que sorprendió al público con elaboraciones modernas, presentadas con una imagen innovadora, dotadas de sabores puros y adornadas con una estética elegante.

 

Considerado uno de los mejores pasteleros del mundo, en su palmarés se acumulan numerosos premios nacionales e internacionales, entre los que destacan el de Mejor Maestro Artesano Pastelero de España 1988, el de Mejor Maestro Artesano Pastelero de Europa 1990 y el premio Relais Dessert a la Mejor Tarta del año 1999.

 

En 2004 su nombre se dio a conocer al gran público tras realizar la tarta de boda de los Príncipes de Asturias.

 

Fuente: elcorreo.com

 

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...