jueves, 26 de agosto de 2010

PATA MEDINA, la magia de la cocina hecha mujer.

 
DSC01436
La entrevista se realizó en el Ateneo de Caracas, acertado ambiente para la refrescante personalidad de nuestra entrevistada de hoy quien es locutora, amante de la música y de la cocina, Pata Medina.
CONOCIENDO A PATA
“Para mí la cocina es una manera de expresar cariño”, así comenzó a contarnos como nació su pasión por la cocina.
En su casa no hubo una imagen de alguien que cocinara. Su mamá no lo hacía. Recuerda haberla visto muchas veces sacar recetas, pero nunca cocinó; y las pocas veces que lo hizo no fue del agrado de la familia.
Pata piensa que su pasión por la cocina surgió de la sensibilidad que su padre inculcó en ella y en su hermano; a su padre le gustaba viajar mucho y le interesaba que sus hijos aprendieran y vivieran la cultura de otros países, algo que los libros nunca les daría.
Pero ¿cuándo surge realmente su pasión por la cocina? La semilla se la sembró su padre, el cariño por su actual pareja fue quien hizo germinar esa semilla y que ella decidiera “agarrar el sartén por el mango” y tomar su curso de cocina en La Casserole du Chef.
SU INFLUENCIA

A pesar de haber viajado mucho (México, principalmente, y varios países de Europa), su influencia fue siempre la cocina venezolana. Tal vez el hecho de haber conocido otras culturas y de ser guariqueña influyó en su decisión de rescatar la gastronomía venezolana, los platos mantuanos, aquellos olores y sabores que nos llevan a la infancia de muchos. Para Pata hay una gran necesidad en la gente de que resurja nuestra comida típica, esa que muchos autores han plasmado en sus libros y que no tiene nada que envidiarle a las propuestas venidas de otros países. Y es que la habilidad del venezolano para tomar las cosas y hacerlas suyas es única en el mundo. La combinación que tenemos en nuestra idiosincrasia de creatividad con ese toque especial, ese “guaguanco”, como ella misma nos expresó, ninguna otra comida nacional de otro país lo tiene.
CÓMO NACE “PATA HOME MADE”
En un principio, cuando Pata decide iniciarse en la cocina nunca pensó en hacer de él un negocio, pero como comparte el concepto de que uno debe hacer de lo que ama un trabajo, decidió darle estructura a lo que es su pasión, tanto o igual que la radio. Ella quiere trabajar siendo feliz y la única manera es poniéndole amor al trabajo.
Para ella su comida es un reflejo de lo que pueda sentir en ese momento. Nos cuenta como se empeñó en aprender las polvorosas de pollo justamente porque era un recuerdo de infancia que ella añoraba profundamente.
Ella revisa las recetas, muchas recetas; las lee y luego le da su toque hasta que la hace “su receta” . Así se destacó haciendo las kish y las polvorosas, y así nació Pata Home Made, en facebook. A través de ella promociona sus platos y sus servicios por encargo.
Una de las cosas que más satisfacción le ha dado a Pata ha sido cuando sus amistades prueban sus platos y luego le piden más. Es una manera de sentir que le abren las puertas de su casa. Para ella la cocina le transmite sentimiento, esencia, lo que uno siente por las personas a la que uno le cocina creando un vínculo muy fuerte entre lo que es la alimentación y el afecto. Si pensamos en estas palabras podemos darnos cuenta que esa es la función de la gastronomía: así como la música, la pintura, la actuación transmiten la esencia humana, en cada plato que preparamos va parte de lo que somos como personas.
SU PROPUESTA
Pata prepara alrededor de 20 productos entre salados y dulces. De los salados nos ofrece los kish, las polvorosas, las carabinas, el asado negro, la lengua en salsa, arroz verde, pollos rellenos, pasticho de pollo con crema de jojoto, pasticho de carne, berenjenas a la parmigiana, minestrone de granos blancos o rojos, sopa de lentejas y sopa de caraotas negras
De los dulces están los brownies, los blondies (misma textura de los brownies pero llevan vainilla nueces y chispas de chocolate), la torta de zanahoria, la torta de cambur con cubierta de chocolate, la torta de jojoto criolla, la marquesa de oreo, las tartaletas rellenas de nutella o melocotones y crema inglesa, y el pie de manzana.
A QUIEN VA DIRIGIDA SU PROPUESTA
Para ella los olores frescos evocan nuestra naturaleza humana. Eso es lo que Pata quiere rescatar. La vida urbana es tan acelarada y tan inmediata que entiende cuando una madre que trabaja y lleva una casa se ve en la necesidad de darle comida empacada a sus hijos. Pero hay que enseñar a la gente que eso no puede ser así todo el tiempo. Primero, por el daño que a futuro hacen los aditivos químicos; segundo, porque se puede perder la esencia de nuestras raíces. Su propuesta va dirigida a eso principalmente: a todo aquel comensal que, cuando huele un asado negro o prueba una polvorosa vienen a su mente momentos gratos de su infancia, despierta su esencia, siente y vive sus raíces venezolanas porque, al final, es nuestra comida, es lo que nos diferencia como venezolanos.
LA DEGUSTACIÓN
Degusté tres excelentes platos de Pata: Una tarta de queso de cabra y tomates horneados; una Polvorosa de Pollo, muy mantuana y una torta de Zanahorias. La tarta de queso de cabra estuvo simplemente genial!! Un balance de sabores equilibrado y complementado; el queso no muy fuerte armonizaba de la manera correcta con unos tomates horneados que hacían sentir con fuerza su sabor, sin llegar a saturar el paladar. Sin embargo, la vedette del plato fue la masa de la tarta, describir su sabor es sumamente difícil, solo puedo decirles que en las tartas la masa es el vehículo del relleno, aquí ese sabor enmantequillado, singular, no grasoso y que se deshace en la boca pone a la masa como el tercer protagonista del plato.
En lo referente a la Polvorosa de Pollo, el relleno es el protagonista. Pata ha sabido darle valor al uso del dulce en los platos saldos sin desvirtuar el sabor del pollo, sólo lo ha repotenciado dejando ese exótico sabor dulce en un plato eminentemente salado, y la cubierta, se deshace en la boca. He probado muchas polvorosas y esta es una de mis preferidas desde ahora.
Para finalizar, degusté la Torta de Zanahorias, muy suave, esponjosa, suave de sabores. El uso de especias en las tortas es siempre un reto, darle sabor y fragancia a los platos no es tarea fácil y aquí Pata se luce, haciendo un plato popular en uno distinguido, pero muy atractivo y con los toques correctos en las especias que lo perfuman. Con esta degustación no sólo quedé impresionado de ver como esta locutora de las tardes de música electrónica ha sabido decodificar a la comida exquisita sin pretensiones sino que además me dio una tarde de verdadero Gourmet Urbano.
PARA PEDIDOS Y PRECIOS.
Pata segmenta su vida entre la radio y la cocina. Por eso trabaja con pedidos de no menos de 48 horas. Tiempo que reparte para ir al mercado, comprar los productos necesarios, preparar el platillo que le solicitaron y entregarlo. Sus precios se mantienen en el estándar, pero quien deguste cualquiera de sus productos obtendrá algo que no conseguirá en restaurantes especializados en preparar comida venezolana en grandes cantidades: ese sabor a hogar que sólo lo da el amor que se le entrega a un plato hecho en casa.
HACIA DONDE VA LA PROPUESTA
Hace poco adquirió una máquina para hacer pasta y está trabajando su receta para pronto ofrecer pasta casera. Pata es una mujer muy creativa, tanto en la radio como en la cocina, por lo que su proceso de aprendizaje nunca va a detenerse.
En el artesano gastronómico siempre surge la disyuntiva de mantenerse como artista o hacerse grande en el mercado. Pata ve con mucho recelo ese crecimiento, ya que le gusta hacerlo todo ella con el apoyo de su pareja. No sabe si en su camino está el abrir un sitio de comida, pero si lo estuviera sería bajo condiciones muy especificas. Sueña con tener un local, preferiblemente una casa, donde pueda colocar unas 5 mesas y ofrecer desayunos, almuerzos y comida para llevar. Sabe que eso sería un gran trabajo pero no le teme a eso. A lo que sí le teme es a que en la producción masiva se pierda la esencia y el amor que lleva el platillo preparado. Está consciente que una receta exitosa depende del toque personal y es lo único que la diferencia de una receta común.
PARA REFLEXIONAR
Pata siempre cocina escuchando música, sus dos pasiones. Si tuviera que relacionar su comida con algún artista o música en particular, lo haría con Mark Croft, joven productor con un estilo a lo Big Band Orchest. Aquí podemos entender porque su propuesta es tan variada.
La cocina es amor y con eso se hace magia. Esa es la esencia de la propuesta de Pata Medina. Ella adoptó la venezolana a su manera. En ella busca los recuerdos, los sabores que la hacen sentirse orgullosa de quién es y de donde viene, los olores que la remontan a la casa de la abuela, de la mamá, ella apela mucho a la maternidad en la comida, a la tierra que nos acobija, igual que una madre, que no importa el tiempo que estemos alejados, siempre nos recibirá con una gran sonrisa y con los brazos abiertos. Así es nuestra tierra, así es nuestra cocina.
Les invito a conocer la comida de esta joven locutora para que no solo se den un gusto, sino para que regalen un momento de amor y cariño con su propuesta gastronómica.
CONTACTOS: Facebook: patahomemaid Twitter: @patamedina
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...